Terror 51, el día L

El niño, como de costumbre, se acercó a su abuelo para darle los buenos días. Era un día cualquiera de octubre y fuera, a pesar del incipiente otoño, hacía un …