Presentación

Sombras y Delirios es un proyecto literario recobrado de las inclemencias del tiempo. Pretende ser un espacio personal y a la vez un punto de reunión para los supervivientes de nuestro desgarrador siglo XXI. No somos ni grupo, ni corriente, ni religión, simplemente una idea de reunión, de refugio en mitad de la noche. En nuestra soledad exploramos el puro pensamiento oceánico y nos dejamos embaucar por los fantasmales ecos de la naturaleza. Nuestros escritos pretenden abarcar los aspectos más ocultos de la humanidad y no temen encontrarse con las sombras de la locura y el sepulcral silencio de la muerte. Nuestro objetivo último, sin embargo, es más complejo. Buscamos ahondar en el entresijo del alma creativa y edificar un último aliento creativo en medio del árido desierto cultural que nos rodea. En nuestro camino noctámbulo, tratamos de encontrar la esencia perdida de la historia, reencontrarnos con ese Dios misterioso que trasciende la consciencia humana y del cual sólo tenemos una mera intuición. Amparados en el simbolismo y en la mística del romanticismo negro, nuestra pluma se muestra incisiva, un arma en pos de la supervivencia. Pero amigo, no estamos solos, nuestros referentes son lejanos. Nos acompañan las voces silenciadas del ayer y la memoria de los grandes hombres. Duchos en el existencialismo, la fenomenología y la psicología profunda, la tempestad se convierte en nuestro signo. Entre las inhóspitas tinieblas de la noche y los fríos vientos del cambio, tanteamos el camino del espíritu. Síganos, le esperamos.

Los trabajos compartidos en Sombras y Delirios son normalmente relatos cortos (2-5 folios) adaptados para la lectura digital. Suelen tener la estructura de un relato ficticio, aunque algunos bien pueden encuadrarse dentro de los cuentos, las fábulas o la narrativa epistolar. No obstante, en relación a la temática, ésta resulta más compleja. Mis relatos son variados tanto en estilo como en contenido, pero podría decirse que se mueven en un horizonte amplio que incluye el realismo mágico, el simbolismo, el romanticismo o incluso la fantasía. Aún así, su clasificación puede resultar confusa por la construcción de ciertos sincretismos narrativos o la presencia de elementos transversales como la temática paranormal que pueden tomar forma tanto en relatos románticos como neo-noir. Los tres ejes vertebradores sobre los que construyo mi proyecto son el romanticismo, el realismo y la fantasía.

  • Romanticismo

Descripción: Bajo esta denominación se encuadran relatos construidos bajo la influencia del romanticismo, cierta prosa poética europea y algunos retazos del pensamiento continental como los sistemas filosóficos de Schelling. Hablamos de la Naturphilosophie, de la exaltación del sentimiento por encima de la razón y del encuentro impetuoso con la parte más oculta de la Naturaleza. En este campo se pueden encontrar relatos adscritos al romanticismo negro, fábulas donde entran en juego seres extraños o exploraciones íntimas de la más tenebrosa oscuridad, algo que denominé Nocte. Además de la importancia del romanticismo alemán y del francés, también destacaría la influencia que tuvo Gustavo Adolfo Bécquer en mis primeros escritos.
Etiquetas: Romanticismo, Nocte, Bestiario, Leyenda.
Relatos prototipo: Corazón entre tinieblas, La Sirena.

  • Realismo y post-realismo

Descripción: Partiendo del realismo, intento abarcar todo un rastro de transformaciones de la realidad; desde su objetivación hasta el legado modernista que nos han dejado los siglos XIX y XX. Dicho espectro abarca desde la literatura más realista, íntima y descriptiva del fin de siècle hasta las reconstrucciones que nos han ido legando el realismo mágico, el surrealismo, el expresionismo o la escritura psicótica.
Etiquetas: Realismo mágico, Existencialismo, Surrealismo, Delirio
Relatos prototipo: Avaricia (simbolismo), La solitude (surrealismo), La orquestra (expresionismo), La imposibilidad del caso (realismo mágico).

  • Fantasía-Terror

Descripción: Bajo esta categoría, englobo a todos los relatos construídos directamente sobre la fantasía. En este caso podría mencionar cuatro agrupaciones bien distinguidas. La primera, la de las construcciones culturales históricas y en ese sentido estarían los mitos, las fábulas y los cuentos. En segundo lugar, los relatos de fantasía o ciencia ficción influenciados por la obra de J.R.R. Tolkien, el desarrollo de la New Thing a partir de los sesenta y los géneros distópicos o posapocalípticos. En tercer lugar, los relatos oníricos, bien cuando expresan lugares inexistentes o realidades alternativas o cuando se configuran desde la casuística como ejemplos de terror nocturno. Y en cuarto lugar, la literatura de terror, que toma forma bien a través de la prosa poética influenciada por la pluma de Edgar Allan Poe o relatos de terror clásicos influenciados por H.P. Lovecraft o R. W. Chambers.
Etiquetas: Cuento, Mito, Fantasía, Terror.
Relatos prototipo: La pizarra del profesor (Fantasía), La cálida voz de Eva (Terror)